DENUNCIA FUNDACIÓN QUE SECRETARÍA DEL MEDIO AMBIENTE IMPULSA ECOCIDIO EN EL BOSQUE...

DENUNCIA FUNDACIÓN QUE SECRETARÍA DEL MEDIO AMBIENTE IMPULSA ECOCIDIO EN EL BOSQUE DE #TLALPAN

* Evidencian conflicto de intereses en la administración de la Área Natural Protegida del Bosque de Tlalpan; el director general de la Comisión de Recursos Naturales (CORENA), José Manuel Ávila Cetina y Lizbeth García, encargada del bosque de Tlalpan, participan en la consultora Yelizyotl que dio luz verde para talar los árboles


Ciudad de México- 
En conferencia de prensa y junta informativa, integrantes de la Fundación para la Protección del Bosque de Tlalpan (FPBT), Corredores y vecinos, acusaron a la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México (SEDEMA) y a su titular Tanya Müller García, de ejecutar la tala indiscriminada de 300 árboles en la reserva forestal de Tlalpan y autorizar el corte de mil árboles más.


“Es increíble que en el Convenio de Coordinación en Materia Forestal para la ejecución del proyecto “Inventario-Diagnóstico y Saneamiento Integral del Arbolado del Área Natural Protegida Bosque de Tlalpan, en el Distrito Federal, México”, fechado el 29 de junio de 2015 y suscrito por Tanya Müller y José Rescala, de la Sedema y la Conafor, respectivamente, determine en la cláusula 5, numeral 5 ‘el derribo de 1,000 árboles considerados de alto riesgo’, puesto que no puede saberse a-priori del diagnóstico cuáles son esos árboles”, afirmaron los convocantes, encabezados por Rafael Sánchez Navarro y Humberto Trejo Veytia de la FPBT, acompañados por José Luis Díaz Arellano, Alejandro Fernández Castell, Javier Huerta, Roberto Álvarez y Ricardo Calderón Flores, también miembros de Corredores del Bosque de Tlalpan. A.C…

Los quejosos denunciaron que pese a que la zona afectada está catalogada como Área Natural Protegida dentro de la Ciudad de México, la SEDEMA, sin ningún estudio con validez jurídica para sustentar la acción, puso en marcha este crimen ecológico. “Nos dijo José Manuel Ávila Cetina, director de la Comisión de Regulación Ambiental (CORENA) que el diagnóstico ‘se realizó’ por diversas entidades, como la Universidad Autónoma de Chapingo en coordinación con CONAFOR, sin embargo esos documentos, el contrato, no están disponibles como lo marca la ley”, agregó el abogado Rafael Sánchez Navarro.

“La tala de ya más de 300 árboles en el Bosque de Tlalpan, y que llegará a mil 300, se realizó de manera autoritaria, encubierta e ilegal”, señalaron los afectados y explicaron que la SEDEMA y sus dependencias correspondientes, no publicaron el Levantamiento Forestal, ni aplicaron la Norma Ambiental en lo referente a poda, derribo y trasplante de árboles, como lo marca el decreto de Área Natural Protegida de Tlalpan.

En la zona de acceso al Bosque de Tlalpan se encontraban como parte de la plantilla de SEDEMA Y CORENA la señorita Lizbeth García quien se identificó como ‘Encargada del Bosque’, acompañada de Laura Mendoza, quienes dijeron que no podían dar ninguna información. A pregunta expresa, Lizbeth García reconoció formar parte de la consultoría “Yelizyotl. Estudios de Impacto Ambiental y Proyectos de Desarrollo Sustentable”, quienes avalaron con carta membretada que el mencionado diagnóstico inubicable se había desarrollado. Cabe mencionar que el documento está firmado por José Manuel Ávila Cetina, como director general de la mencionada firma consultora, demostrando un evidente conflicto de interés y otros delitos imputables a los servidores públicos

Los protectores del Bosque de Tlalpan pidieron la intervención del gobierno de la ciudad, de la Secretaría del Medio Ambiente Federal y de la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR), para que intervengan para impedir que intereses particulares acaben con la reserva forestal capitalina.

Además de solicitar que se hagan públicos los estudios ambientales que afirma SEDEMA respaldan la poda que ejecuta, los convocantes solicitaron que se transparente la participación del director general de la Comisión de Recursos Naturales (CORENA), José Manuel Ávila Cetina, en la consultoría “Yelizyotl. Estudios de Impacto Ambiental y Proyectos de Desarrollo Sustentable”, firma consultora que no aparece en el padrón de proveedores del gobierno capitalino y en la que el mismo funcionario funge actualmente como Director General y Representante Legal, lo mismo que Lizbeth García y Abraham Velázquez, ambos realizando labores dentro del Bosque de Tlalpan con cargo a la SEDEMA.

“El Bosque de Tlalpan es víctima del abuso de poder y de las violaciones a la ley por parte de los servidores públicos responsables de su cuidado”, reiteraron los representantes de la fundación y argumentaron que las autoridades de la Ciudad no han aceptado sus peticiones de audiencia.

En el espacio en el que ha comenzado la tala, se ha instalado infraestructura que apunta o dicen, serán gimnasios al aire libre, lo que es una violación flagrante a la Ley y al Programa de Manejo del Bosque Tlalpan. Durante la conferencia se realizó una caminata por las inmediaciones al estacionamiento que da acceso al Bosque de Tlalpan y pudo presenciarse que en las áreas donde se ha realizado la tala, se ha quitado la hojarasca de manera indebida puesto que es parte del proceso natural de fertilización de los suelos, para que ahí se asienten entrenadores de levantamiento de pesas con su propio equipo y que ofrecen coaching a los asistentes mediante una ‘aportación voluntaria`.

“Urge la detención inmediata de los trabajos de poda y derribo en el Bosque de Tlalpan, sitio en el que, además habitan diversas especies animales en extinción, así como flora endémica de esta capital. Sólo hay que respetar la normatividad, lo que parece ser una tarea despreciable e inobservable por Tanya Müller y José Manuel Ávila Cetina” denunciaron.

También indicaron que en el convenio entre la CONAFOR y SEDEMA para el mencionado estudio diagnóstico e inventario, los recursos federales de 8 millones de pesos inyectados desde el gobierno federal al gobierno capitalino en su dependencia ambiental, no están transparentes. Se teme que la Universidad de Chapingo no esté informada de su involucramiento en este estudio y que la empresa Yelizyotl sea sólo un membrete para desviar recursos federales.

A causa de todas esas irregularidades y atentados al ecosistema del Bosque de Tlalpan y las violaciones al Programa de Manejo de Bosque de Tlalpan, exigieron la intervención de Miguel Ángel Mancera, frenar este ecocidio e impida que sus propios subordinados provoquen una catástrofe al ecosistema del Bosque de Tlalpan al cortar mil árboles, ni presentar estudios expertos y válidos que justifiquen semejante atentado a los pocos pulmones de la capital.

NO COMMENTS

Leave a Reply