Consideran japoneses a #Guanajuato, como su casa

Consideran japoneses a #Guanajuato, como su casa

 

05 de diciembre de 2017. La comunidad japonesa ha encontrado en Guanajuato un lugar ideal tanto para instalar sus empresas, hacer negocios y además para hacer su vida en un país con costumbres muy diferentes a las de su país de origen.

Poco más de 2400 japoneses residen en el estado de Guanajuato, así lo informó Yasuhisa Suzuki, cónsul general de Japón, en gran medida por el “boom automotriz” y en donde firmas como Mazda, Honda y Toyota decidieron instalar sus plantas constructoras de vehículos.

La mayoría de los japoneses radicados en Guanajuato  viven en:  León, Irapuato, Salamanca y Celaya principalmente.

Los primeros migrantes japoneses

En Guanajuato a mediados de 2011, radicaban aproximadamente poco más de 300 japoneses en el estado;  la mayoría directivos de las empresas proveedoras del sector automotriz y otros que realizaban scouting de terrenos para instalar sus fábricas, luego de que Mazda anunciara su intención de instalar su planta armadora para fabricar sus vehículos Mazda 2 y Mazda 3.

En octubre de 2011 fue colocada la primera piedra de Mazda Salamanca y desde entonces a Guanajuato llegaron alrededor de 400 japoneses que ocuparon los cargos estratégicos tanto en lo operativo como en lo directivo.

“El japonés abre las fábricas, arma sus equipos de trabajo y empieza a enseñar al equipo a cómo trabajar. El japonés no se queda, el japonés viene, enseña, supervisa y luego se va a su país o se va a otros países a abrir otras fuentes de trabajo”, explicó Yasuhisa Suzuki.

En el 2013 Honda anunció que también llegaba a Guanajuato para instalarse en el municipio de Celaya. Le parecía atractivo el estado por estar conectado con prácticamente todo el país, porque había mano de obra calificada, tierras suficientes para su planta y porque los proveedores de Mazda que se estaban instalando también le proveen a ellos y por ende sus costos de producción se reducirían.

Con Honda llegaron otros 400 japoneses más al estado y así para 2013 ya contabilizaban unos mil 200 nipones en la entidad.

“Los directivos que  llegaron vivieron en Guanajuato y a su regreso a Japón ellos mismos contaron que Guanajuato era buena tierra para invertir. La mejor publicidad es la que se da de boca en boca y si un directivo de Honda o Mazda dice que Guanajuato es buena tierra, debes creerlo”.

El Cónsul de Japón en Guanajuato dijo que para 2012 había en el estado apenas 30 empresas japonesas; para 2017 se tienen un registro de que hay 230 empresas.

“Y aún falta que entre en operación Toyota, que empezará a finales de 2019 y 2020, así que aún habrá japoneses por un rato en Guanajuato”.

Guillermo Romero Pacheco, secretario de Desarrollo Económico Sustentable de Guanajuato, dijo que el japonés es un cliente muy exigente en todos los aspectos: desde la comida hasta los servicios. Por ello, cuando promovieron al estado para la llegada de más inversión japonesa, también aprovecharon para promover la llegada de negocios de servicios, desde restaurantes hasta educación.

De acuerdo con los pronósticos, las inversiones japonesas en Guanajuato todavía estarán presentes hasta 2019; aún falta que lleguen aproximadamente otras 30 empresas más junto con Toyota, las cuales serían sus proveedoras directas y con ello pudieran llegar más nipones.

Por ello, no es casualidad que en 2016 fuera abierta una sucursal del Banco de Tokio en León, para que los directivos pudieran acceder a créditos para abrir empresas o bien expandir las ya instaladas.

También, en 2015 fue inaugurada en Irapuato una sucursal de la Cámara Japonesa de Comercio e Industria, en donde agrupa a unos 120 comercios que están asentados en el estado y que han proveído las necesidades de productos y servicios para que los japoneses se sientan como en casa.

NO COMMENTS

Leave a Reply